NUESTROS TRATAMIENTOS

Rejuvenecimiento Laser

El procedimiento de rejuvenecimiento facial con Láser de CO2 consiste en la aplicación del mismo sobre la piel con el objeto de exfoliar las capas más externas, proporcionando la consiguiente mejora ala piel sobre todo no se limita a una sola lesión, sino a : manchas o melasmas, arrugas finas, cicatrices , pecas solares, estrías , secuelas de acne y si es realizado en todo el rostro garantiza una sola tonalidad de color ala piel.

En casos de tener secuelas de acné al generar el laser el aumento de temperatura en las capas profundas de la dermis produce una proliferación de las fibras de colágeno que aumenta el espesor de la piel llenando o aplanando las secuelas profundas del tipo hundido y por tanto la hace desaparecer en un 70% las secuelas que con ningún método farmacológico obtuviera.

La precisión del láser permite un control casi absoluto del todo el proceso de exfoliación cutánea, lo que supone una gran eficiencia y, por lo tanto resultados óptimos. El rejuvenecimiento facial con Láser de CO2 es aplicable tanto a las arrugas finas y moderadas como a las más profundas. Las primeras desaparecen por completo y las segundas mejoran ostensiblemente. Los resultados son satisfactorios en la mayoría de los casos, aunque los más frecuentes son el peribucal, periocular y panfacial. En cualquier caso, es el cirujano quien ha de determinar si un paciente es indicado o no para recibir este tipo de tratamiento ya que esto puede variar en función de su tipo de piel, la edad o sus antecedentes clínicos.

Por regla general, con una sesión suele ser suficiente para obtener el resultado deseado. La intervención se realiza bajo anestesia local y su duración es variable en función de la zona a tratar, pero en ningún caso se dilata más de una hora.

Después de la realización del láser CO2 se precisan entre 5-10 días hasta la aparición de la nueva piel, período en que puede ser necesario estar con apósitos especiales en la zona.

Tras la intervención, aparecerá un eritema (rojez) que normalmente desaparecerá transcurridos uunas semanas o hasta 3 meses desde la intervención, aunque el paciente podrá volver a su vida normal transcurridas 2 ó 3 semanas, dependiendo de la extensión de la zona intervenida.

Asimismo, el paciente deberá aplicarse unas cremas específicas con factor de protección total y protegerse del sol al menos durante los 3 meses posteriores a la intervención, que en caso de rejuvenecimiento se recomienda realizarlo en invierno.